ALIENS FRAUDE-13-Las ruedas de Ezequiel

ALIENS FRAUDE

Las ruedas de Ezequiel.

Ancient Aliens nos dice:

En el libro de Ezequiel, el profeta describe un carro volador que contiene ruedas dentro de ruedas, propulsadas por los ángeles.

Aunque los historiadores de la Biblia sugieren que Ezequiel estaba hablando simbólicamente, sobre los terribles enemigos que enfrenta Israel.

Pero podría ser otro ejemplo de una visita extraterrestre.

La prueba de que existieron aviones prehistóricos.

La visión de Ezequiel se utiliza a menudo para tratar de apoyar la teoría de los antiguos astronautas.

Vamos a echarle un vistazo de cerca y ver si en realidad se soporta esta idea.

Primero tenemos que estar en desacuerdo con el narrador con que los eruditos bíblicos creen que esta visión se está refiriendo a los enemigos de Israel.

No me puedo imaginar a ningún estudioso de la Biblia diciendo esto, ya que es expresamente dicho en el libro que la visión es de la gloria de Dios en su trono.

He leído decenas de comentarios por los estudiosos de la Biblia en Ezequiel y nunca he encontrado uno que dijo que esto se refería a los enemigos de Israel.

Creo que este es un caso en el que Ancient Aliens apuntala un argumento del hombre de paja, en otras palabras, teniendo un argumento obviamente débil, pretende que es la opinión del punto de vista mayoritario.

La principal premisa de la teoría de los antiguos astronautas es que los escritores antiguos no podían entender, o no tenían el vocabulario para explicar la tecnología.

Pero esa idea no funciona realmente para Ezequiel, por muchas razones.

En primer lugar, Ezequiel tuvo un gran vocabulario.

El hebreo es uno de los idiomas más ricos de la historia del mundo, y Ezequiel mostró gran habilidad en su utilización al describir cosas complicadas en otros lugares en sus escritos.

Él tenía el vocabulario para decir cosas como: disco de plata, o redondo, o ventana, o ser gris con grandes ojos, si hubiera querido, pero no lo hizo.

Como veremos, lo que Ezequiel describe simplemente no se puede comparar con un OVNI.

Más que cualquier otro escritor de la Biblia, Ezequiel era extremadamente detallista.

Él se asegura de describir todos los detalles, no solamente aquí, sino en todos sus escritos.

Por ejemplo, un modelo muy preciso de la distribución de toda una ciudad, así como construir un gran complejo de templos usando sus especificaciones.

Incluso comienza, cada una de sus visiones, por un meticuloso detalle de la hora y el lugar en que ocurriera.

Por ejemplo:

Ezequiel 8, 1.

Y sucedió que en el sexto año, en el mes sexto, a los cinco días del mes, que estaba yo sentado en mi casa, y los ancianos de Judáh, estaban sentados delante de mí, y que allí la mano del Señor DIOS cayó sobre mí…

La visión que Ezequiel vio, lo que está en cuestión, también se puede dibujar en un papel usando sus especificaciones, y las personas que hacen esto, todos, más o menos, consiguen lo mismo.

Se describe el trono de Dios, que se apoya en una plataforma, la plataforma se apoya en cuatro Querubines en cada esquina.

(Los Querubines son tipos específicos de ángeles en la Biblia que tienen cuatro caras y varias alas, también hay cuatro ruedas junto a los ángeles).

Michael Heiser nos dice:

Todo el mundo en este campo sabe, lo que es esto, en Ezequiel 1.

Es un trono de querubines, porque tenemos ejemplos muy claros de los elementos que se encuentran en Ezequiel 1.

No es tan emocionante, pero es más o menos lo que todo el mundo consigue, cuando dibujan esto.

Bueno, casi todo el mundo.

Joseph Bloomrich, es su provervial científico de cohetes.

Trabajó en el proyecto lunar de la NASA y, con la mente de un ingeniero de cohetes, comenzó a buscar lo que estaba escrito en la primera parte del libro de Ezequiel, y después de meses de investigación

Joseph Bloomrich llegó a la conclusión de que lo que Ezequiel describe en su informe de testigo ocular fue de hecho un tipo de nave espacial.

Joseph Bloomrich seguiría este camino al escribir “Las Naves Espaciales de Ezequiel”.

Bien, ellos dicen que este tipo, que dicen que es super inteligente, realmente estudió el libro de Ezequiel, y dicen que lo que obtuvo fue este artilugio con cuatro hélices en la parte inferior de cada esquina.

El mayor problema con esta teoría es la atención a los detalles de Ezequiel; simplemente no hay manera de conseguir este artilugio de lo que describe Ezequiel.

Michael Heiser nos dice:

El libro de Bloomrich y otros libros escritos por teóricos de los antiguos astronautas, todos tienen la misma debilidad. Tienden a ignorar el vocabulario de Ezequiel en el capítulo uno.

Por ejemplo, el trono sobre el que se asienta Yahveh, nunca se describe como redondo o plateado o con algún tipo de forma de disco. Eso tiene que ser asumido y puesto en el texto.

Así que o bien hacen eso, o modernizan las descripciones que allí se encuentran, por ejemplo, las especies bovina, con las patas de becerro deben ser seguramente las patas de un OVNI o algún otro avión.

Permítanme leer una descripción de los cuatro ángeles que sostienen el trono, y usted puede decidir por si mismo si piensa que el realmente está luchando con su vocabulario antiguo para describir cuatro propulsores.

Ezequiel 1, 5.

y en medio de ella, la figura de cuatro seres vivientes.

Y ésta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre.

Ezequiel 1, 6.

Y cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.

Ezequiel 1, 8.

Y debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y los cuatro tenían sus caras y sus alas.

Ezequiel 1, 10.

Y el aspecto de sus caras era como cara de hombre, y cara de león en el lado derecho de los cuatro, y cara de buey en el lado izquierdo de los cuatro; asimismo la cuarta tenía cara de águila.

Es difícil conseguir una hélice propulsora cuando Ezequiel dice:

Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza al hombre.

Ezequiel sabía lo que un hombre parecía, así que no es justo ni honesto decir que Ezequiel confundió una hélice propulsora con un hombre.

Pero Ancient Aliens cuenta con una forma de evitar esto.

Si pensamos en la palabra ángel como la representación de algo así como la energía celestial, suena mucho más a una nave espacial.

Así que sólo hacemos “ángel” igual a “energía celestial” y eso es mucho mejor para nuestra teoría OVNI.

Habla acerca de forzar la evidencia para adaptarse a la hipótesis.
Usando esta lógica podría decir que la descripción de mi coche sonaría más como un OVNI, si en lugar de ruedas digo “dispositivos anti-gravedad.”

El problema es que Ezequiel no sólo habla de los ángeles de pasada sino que dedica todo un capítulo a la descripción de ellos, él los llama “Querubín” más de 20 veces en el capítulo 10, incluso dice en el capítulo 10 versículo 20 que él sabe que son los Querubines.

Michael Heiser:

Es muy ilógico suponer que la lectura del antiguo astronauta en la mente moderna está en lo cierto cuando la persona antigua ha hecho casi todo lo que puede hacer para describir de lo que está hablando, y usted simplemente ignora lo que dicen.

Es muy inconsistente decir que usted está leyendo un texto antiguo, sólo para mirar y dejar a un lado lo que los creadores de ese texto pensaban.

Una cosa que ayuda a disipar las teorías del OVNI de Ezequiel, es ver lo común que esta idea del trono, está en otros lugares de la Biblia.

Nadie parece pensar que en estos otros pasajes hablen de los ovnis, pero obviamente están hablando de la misma cosa que en Ezequiel.

Por ejemplo, en el libro de las Revelaciones, cuando Juan fue llevado al cielo y específicamente, al Trono de Dios, así es como él lo describe:

Revelaciones 4, 2.

Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

Revelaciones 4, 6.

Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.

Revelaciones 4, 7.

Y el primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.

Revelaciones 4, 8.

Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: ‘Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.’

Daniel el profeta hasta menciona que el trono de Dios tiene “ruedas” en Daniel 7, 9.

Michael Heiser:

Los otros lugares en la Biblia hebrea que describen el trono de Dios no tienen un montón de detalles.

Isaías 6 es un ejemplo familiar, donde aparece Isaías, ante el trono de Dios con la Seratheme y otros seres divinos allí.

Creo que la mejor opción para este tema en particular se encuentra en Daniel 7.

Usted tiene el anciano de los días sentado en un trono y se llama un trono, la palabra para el trono en realidad aparece en el pasaje.
La cuestión aquí, ya que sabemos que es un trono porque Daniel lo llama un trono, es que es muy importante observar cómo se describe el trono.

Tiene ruedas.

Cuenta con descripciones de fuego.

Los investigadores han sabido por mucho tiempo que la descripción del trono en Daniel 7 tiene los mismos elementos que en Ezequiel 1, por lo que es claramente un trono, y algunos de los otros pasajes ayudan a entender eso.

Podríamos seguir por otros pasajes, pero el punto es que de acuerdo con la Biblia el trono del Dios esta sostenido por cuatro ángeles con alas múltiples, que están sobre ruedas.

Pero ahora viene la parte interesante, parece que incluso las otras culturas, desde Sumeria a Egipto y por todas partes, también sabían que los tronos de los reyes, y en especial el de Dios, eran sostenidos por querubines, y que tienen ruedas, así como otros elementos descritos por Ezequiel.

Sabemos esto debido a las obras de arte del mundo antiguo. Hay miles de piezas de arte de la antigüedad que muestran diversos elementos que Ezequiel describe del trono de Dios. Podemos ver a los ángeles, algunos de ellos incluso tienen cuatro caras, algunos tienen ruedas. Tienen la plataforma y el trono.

Michael Heiser:

En términos de la iconografía, de nuevo, lo que me gusta describir como las polaroids, fotos instantáneas, del antiguo mundo del viejo testamento.

Imágenes que nos dejaron de las cosas que estamos hablando.
La idea de una deidad sentada en un trono que en realidad era un carruaje llevado por seres sobrenaturales, y describirlo como un carruaje celestial, es muy común.

Sin embargo, cuando se representa, nunca se ha representado como algo que pudiéramos pensar que es un ovni.

Nada de triángulos.

Ni discos redondos.

Nada como eso.

Es una silla.

Es un trono que tiene algún tipo de plataforma, con la deidad (Yahveh) sentado sobre varias criaturas celestiales.

También hay un montón de problemas lógicos básicos en la teoría del antiguo astronauta con la idea de que Ezequiel está hablando de un OVNI.

He aquí uno de ellos.

Bueno, eso suena como llamas.

Eso suena como la propulsión.

Ningún físico, por muy simpático que sea a esta causa, diría que el uso de un motor de combustión para el viaje interestelar es posible.
Por no hablar de que este fuego especial proviene del carbón en el altar, de modo que sería una nave espacial interestelar alimentada por carbón.

Tan simple como suena, toda la razón en todo este asunto con Ezequiel, comenzó en la década de 1970 y se debió a la línea de Ezequiel que utiliza “ruedas dentro de ruedas”.

La gente, básicamente, dijo: las ruedas son redondas, los platillos volantes se supone que deben ser redondos también!

Ezequiel vio esta rueda dentro de otra rueda.

Esto suena más a alta tecnología que sobrenatural.

Pero la idea transmitida por escrito por Ezequiel no es más que un círculo concéntrico.

Más o menos como cualquier rueda con una llanta.

No es exactamente una idea de alta tecnología.

La única razón por la que se menciona es porque Ezequiel es detallista escritor.

Daniel no entra en el detalle cuando ve el trono de Dios, él sólo dice “ruedas”.

Además de eso hay cuatro ruedas que conforman una unidad, por lo que si vas a decir que una rueda dentro de una rueda es un OVNI, entonces usted tiene que decir que los OVNIs sólo vienen en grupos de cuatro, porque eso es lo que Ezequiel está inequívocamente describiendo.

Y estas ruedas no son horizontales como si estuvieran volando alrededor, sino que son verticales, al igual que_deberían ser, si realmente fueran ruedas.

Así que vemos que esta idea se refuta por:

1. Los motivos bíblicos consistentes que utilizan estos elementos para describir el trono de Dios.

2. Las miles de obras de arte del mundo antiguo que representan tronos con los mismos elementos que Ezequiel describe.

3. Los problemas lógicos con la teoría, como que sea un motor de combustión alimentado de carbón.

 

fuente en ingléshttp://ancientaliensdebunked.com/references-and-transcripts/ezekiels-wheels/

traducción: robertobenitez.info

Facebook Comments