LA QUIMIOTERAPIA PROVOCA MÁS CÁNCER.

La quimioterapia estimula el crecimiento del cáncer.

Las mutaciones de los genes son parte del proceso del cáncer, pero las mutaciones solas NO son suficientes para causar que el cáncer se expanda..

Algunos genes se dañan y crean mutaciones en algunas células. Un oncogén— el gen que causa los tumores en los animales y el crecimiento descontrolado de las células – no puede cambiar las células de normales a cancerígenas. Es lo que rodea a las células llamado el microambiente, lo que contribuye de alguna forma a la formación del cáncer.

Cáncer significa una interaccionar entre las  células malignas y los tejidos circundantes. Este es el claro mensaje de la Dra.  Mina Bissell, directora de ciencias en Lawrence Berkeley National Lab in California (LBNL). Las interacciones entre las células cancerígenas y su micro y macro ambiente  crean un contexto que promueve el crecimiento del tumor y lo protegen de los ataques inmunes, es decir previenen que los tumores se reproduzcan alrededor de ellos. Las células cancerígenas existen en todos los cuerpos, pero eso no significa que proliferen y nos invadan tomando nuestras vidas.

 

Descrição: tg12_44038_d32_6574

Lo que esto significa es que lo que rodea a las células y la matrix extracelular interactúan de tal forma de dar forma a las conductas de las células cancerígenas cómo la polaridad, migración y proliferación. El microambiente incluye  una compleja estructura  en la cual  las células crecen y desarrollan, llamada:  la matrix extracelular. Este microambiente rodea a las células. Este microambiente ha demostrado que regula la expresión de los genes, esto quiere decir que tiene más que ver con el estado del cáncer que con las células propiamente cancerígenas.

“Las células del tumor con genes anormales deberían ser capaces de “normalizarse” si crecen en una microambiente sano” . La Dra. Bissell y sus estudiantes hicieron pruebas con células cancerígenas malignas, creciendo  en una estructura sana. Y pudieron comprobar que fueron capaces de revertirse. Incluso probaron de inyectar estas células en una rata y observaron que no provocaron tumores ni cáncer. Entonces, concluyó la Dra. Bissell, hay otra forma de mirar el cáncer –  los genes son regulados por el ambiente que los rodea.

La idea básica del Dr. Bissell es que las células cancerígenas no se transforman en un tumor maligno sin la cooperación de otras células cercanas. Esto implica también el microambiente que las rodea, el pH corporal y la nutrición que se le provea a la sangre. Puede demostrarse cuando se hace una autopsia de alguien que murió de otra causa que no es cáncer, que en el cuerpo se encontraron tumores pequeños que pasaron desapercibidos.

“Piensen en un niño en un mal vecindario” dijo la Dra. Dr. Susan Love, cirujana de cáncer de mama y presidente de Susan Love Research Foundation. “Pueden sacar al niño de ese vecindario y ponerlo en otro ambiente y se compartirá de manera diferente”. “Esto es muy interesante. Esto significa que si todo el ambiente es el correcto, debería ser posible de revertir el cáncer sin matar las células. Esta  podría abrir una nueva forma de pensar el cáncer mucho menos agresiva”.

La Dra. Bissell es considerada como una heroína. “Ud. ha creado un cambio de paradigma”, dijo la  Federation of American Societies for Experimental Biology, anunciando que ganó en el premio a la excelencia en ciencia.

Del Dr. D. W. Smithers, entonces en el Royal Marsden Hospital en London, dijo que el cáncer no es una enfermedad causada por células que se dividen y multiplican hasta que destruyen a su huésped. El cáncer no es un accidente del tránsito, sino una enfermedad de los autos.

Las tazas de muerte de cáncer no se han movido y la teoría de la mutación de los genes no ha funcionado, sino que ha servido para que se siga practicando una forma insana y muy dañina que utilizan los médicos oncólogos contemporáneos. El Dr. David Agus, oncólogo convencional está de acuerdo, que los tratamientos de cáncer solamente se enfocan en las células.

En el ensayo que titulo,  “atacando las células cancerígenas en la línea de fuego,” hablo de recargar el micro y el macro ambiente de tal forma que las células cancerígenas no sobrevivan. En ese ensayo utilizo la terminología militar para imaginar qué es lo que pasa cuando se refuerzan las tropas que rodean al enemigo.

Las células que están en armonía se mueven y trabajan en forma conjunta para crear las condiciones necesarias de salud. Hay una coherencia en la colonia de  los trillones de células hasta que aparece el cáncer y la coherencia se empieza a romper.

La quimioterapia provoca más cáncer

La quimioterapia daña las células sanas, lo que provoca que segreguen una proteína que promueve el crecimiento del tumor  y haga al cáncer más resistente a cualquier tratamiento posterior. Estamos observando las evidencias que muestran que lo que ocurre en las células sanas durante los tratamientos de cáncer, determina el resultado del tratamiento.

“Las células cancerígenas viven dentro del cuerpo en un ambiente o vecindario complejo. La ubicación de la célula cancerígena y quién es su vecino influyen en la respuesta y resistencia al tratamiento” dijo el Dr. Peter S. Nelson, miembro de Hutchinson Cancer Center’s Human Biology Division. En otras palabras, la misma célula cancerígena, expuesta en diferentes “vecindarios”, podría tener diferentes respuestas al tratamiento.

Investigadores probaron los efectos de la quimioterapia en tejidos de hombres con cáncer de próstata y encontraron evidencia de ADN dañado en las células sanas después del tratamiento, Nature Medicine.

Los científicos encontraron que en las células dañadas por la quimioterapia segregaron una proteína llamada WNT16B.  Observaron un crecimiento de 30 veces más en  la producción de WNT! “El crecimiento de WNT16B  fue inesperado ,” dijo el Dr. Nelson.  “Cuando fue segregada la proteína WNT16B, interactuaba con las células del tumor, produciendo un crecimiento e invasión de las células cancerígenas, haciéndolas resistentes al tratamiento subsiguiente”.

Las células cancerígenas se reproducen más rápido en la quimioterapia.  “Nuestros resultados nos indican que los daños encontrados en las células benignas contribuyen en forma directa al crecimiento del tumor” escribieron los investigadores.  Esto fue confirmado en cáncer de mamas y ovarios.

El Dr. Nelson describe la insanidad en los métodos de la quimioterapia diciendo: “en el laboratorio podemos “curar” todo tipo de cáncer simplemente dándole altas dosis de terapias tóxicas a las células.  Sin embargo, aplicado a las personas, estas dosis no solamente matarán las células cancerígenas, sino todas las normales y sanas” . Por eso es que los tratamientos de los tumores se hacen en forma limitada y en ciclos para permitir  que las células se recuperen. Este método no matará a todas las células cancerígenas y provocará que se hagan cada vez más resistentes.

Los investigadores están fallando en la forma de tratar el cáncer con la quimioterapia. En lugar de matar el cáncer y destruir todo el entorno, deberíamos rodear el cáncer de células sanas, reforzando el área, creando el ámbito para limitar el crecimiento  del tumor, y luego atacamos directamente el cáncer con alcalinidad y oxígeno.

Dr. Mark Sircus, Ac., OMD, DM (P)

Director International Medical Veritas Association

Doctor of Oriental and Pastoral Medicine

http://es.drsircus.com/medicine/chemotherapy-stimulates-cancer-grow

Facebook Comments